Invertir en acciones de compañías que ofrecen altos dividendos

Pudiendo recibir una rentabilidad de aproximadamente un 4% anual por invertir en compañías que operan en bolsa. Como podemos imaginar, el riesgo en esta alternativa a los depósitos, es mucho más elevado que en el caso de, por ejemplo, los plazos fijos ya que aquí se dependerá constantemente de la fluctuación de la bolsa.