El Fondo de Garantía de Depósitos

La legislación española prevé un sistema de garantía para que las personas que disponen de depósitos bancarios no pierdan sus ahorros en caso de que una entidad tenga problemas y acabe quebrando. No sólo en España, en realidad estos sistemas están disponibles a lo largo del mundo, ofreciendo a los depositantes una garantía en caso de problemas.

La garantía se aplica a personas físicas y a empresas, pero hay que tener en cuenta que se aplica por depositante. Es decir, si una persona tiene un depósito de 80.000 euros en una entidad “A” y otro de 30.000 en una entidad “B” (en total 110.000 euros), sólo tendría cubiertos hasta 100.000 euros en caso de que tuviera que recurrir al Fondo de Garantía de Depósitos.

El importe máximo de la garantía depende de cada sistema de garantía de depósitos, siendo en España de 100.000 euros y una cifra idéntica en los países europeos vecinos. Destaca Estados Unidos, en donde su sistema de depósitos cubre hasta 250.000 euros a sus depositantes.